bio

Bettina Costa nació en Rosario (Argentina) en 1965. En su talento es posible advertir el legado de su padre Aldo Costa (dibujante y pintor). Luego de un aprendizaje de 2 años en el taller de pintura de Stella Maris Marinich (artista plástica – Provincia de Buenos Aires, Argentina), llega en 2001 a Suiza.
Su recorrido como artista plástica se inicia en Argentina con un estilo realista, su hacer estaba marcado por la dicotomía entre lo que creía que debía pintar y lo que quería pintar.
El mundo abstracto la llamaba, y comprender que un cuadro no tiene por qué ser exactamente igual a la realidad que representa, le dio alas para permitirse abrirse al mundo de la abstracción.
Terreno difícil, sinuoso y complejo; las múltiples capas que recubren sus obras abstractas (papel, yeso, acrílico), invitan al espectador a descubrir y percibir un mundo lleno de formas, colores, luces y sombras.

La añoranza de su tierra natal la hace recurrir a una nueva temática “El Tango”; hilo conductor de sus actuales producciones, que dio a luz a la serie “Tango de Papel“, “Tangollage” y su última producción, “Pasos de Tango“.
Con una técnica personal, que utiliza collage y acrílico, la artista logra convocar movimiento, pasión y música; superpone imágenes sugerentes, colores armónicos y contrastantes, que actúan con pareja intensidad sobre la superficie del papel y sobre los sentimientos del espectador.

Las obras de Bettina invitan a viajar a la Argentina, observar la magia del tango; baile sensual y popular, figuras humanas, personas anónimas que se mueven al compás, cuerpos apretados en el abrazo, pensamientos vagando en la distancia, ojos entornados, piernas que se acarician y entrecruzan.

Música que penetra en el alma y emana desde el cuerpo transformada en movimiento.
Sus obras nos invitan a bailar.

María Milagros Labrador / Julio 2015
Crítica de Arte
Universidad Nacional de Rosario – Argentina

leer más

MI RELACIÓN CON EL TANGO
Nací en Argentina, la cuna del tango. Sin embargo nunca le presté mucha atención a esa parte de mi cultura. Siempre consideré el tango como algo “para viejos”. Nunca imaginé que alguna vez me iba a interesar el tango… hasta que emigré.
A principios del siglo 20 Argentina estaba colmada de inmigrantes que esperaban ganar sus fortunas en ese país en expansión para volver a Europa o traer a sus familias al otro lado del océano. Las letras de los tangos reflejan el profundo sentido de pérdida de esos inmigrantes y la nostalgia por las personas y los lugares que dejaron atrás. El tango los ayudó a olvidar sus penas. Yo también soy inmigrante. Llegué a Suiza por una razón muy diferente de la de aquellos inmigrantes en Argentina y nunca sentí realmente nostalgia de mi tierra natal. Pero tal vez inconscientemente estaba buscando algo que me ayudara a no perder mis raíces. Y lo encontré con el tango.
No, no bailo tango; no al menos en la forma tradicional.

MIS OBRAS
En los últimos años he explorado el tema tango con mayor intensidad. Como complemento de la pintura, comencé a trabajar con collage y plantillas, esto último influenciado por el arte callejero.
A partir de 2016 empecé a implementar mis variaciones de tango mucho más conceptualmente. Por vez primera salí de las paredes con mi proyecto “Vereda del Tango”. La primera “Vereda del Tango” en Suiza está situada en el Kurbrunnenanlage en Rheinfelden.
Luego siguieron instalaciones, como por ejemplo, siluetas de zapatos cortadas en alfombra y dispuestos a la manera de los pasos del tango, en el piso o en una pared.
Durante la semana de la Art Basel 2017 presenté mi proyecto “Cancha de Tango“: un área rectangular de césped mostrando los pasos de tango. Estos últimos marcados con pintura a la cal, tal como en un campo deportivo o “cancha”.

Pero no todo gira en torno al tango… Paralelamente trabajo más y más con collages de papel o digital representando escenas surrealistas de la vida cotidiana. Un ejemplo de ello es el proyecto “Rheinfelden Surreal“, una serie de 29 obras presentada en “kunst lokal rheinfelden 2018” (exposición con selección por jurado y comisariada). Dos obras de esta serie fueron seleccionadas como “Hochzeitsbilder” (fotos de boda) Rheinfelden 2019 – las fotos de boda son obras de artistas locales que la ciudad de Rheinfelden entrega cada año como presente con motivo de una boda.

Bettina Costa / 2018

leer menos